Bucear en Ibiza

Unas aguas mágicas, un mundo de colores

La isla de Ibiza forma parte lo que los antiguos griegos denominaron las Pitiusas, que significa “islas de los pinos”. Las gentes de las Pitiusas han vivido desde siempre una intensa relación con el Mediterráneo, que les ha traído diferentes culturas y razas, y ha hecho de la tolerancia una forma de ser de sus pobladores. Sin duda, hablamos de uno de los lugares más cosmopolitas de todo el Mediterráneo occidental.

Ibiza (junto a Formentera)Son las islas situadas más al sur de todo el archipiélago balear, lo que determina su buen clima y la temperatura muy agradable de sus aguas. El litoral de Ibiza muestra todos los paisajes posibles: grandes acantilados, cuevas, playas de arena fina, calas recogidas, numerosos islotes, etc.  a los que corresponden unos fondos marinos variados y una gran biodiversidad. Miles de buceadores de toda Europa han descubierto hace tiempo la magia de estas aguas transparentes y la diversidad de su fauna y flora.

Condiciones idóneas para bucear

La  isla de  Ibiza  las condiciones idóneas para bucear todo el año: visibilidad excepcional (generalmente entre 15 y 30 metros, puede superar los 40 metros durante el verano), temperatura elevada del agua (entre 14 y 28 ºC), corriente prácticamente inexistente; reservas naturales (como Es Freus, del sur de Ibiza al norte de Formentera, y Cala D´Hort, al oeste de Ibiza), una completa representación de los ecosistemas y de la fauna y flora submarina del Mediterráneo; una gran variedad de inmersiones, a poca distancia de los centros de buceo, combinando una riqueza geológica, biológica e histórica que imprime un carácter especial a cada una de la visitas a estos paisajes submarinos; una infraestructura de calidad (los centros particpantes cumplen con los más altos estándares de calidad); etc.

¡Consulte nuestras paginas galeria foto & videoet centros de buceo!

Patrimonio natural y cultural

Antes de venir por primera vez a la isla de Ibiza muchos piensan encontrar el típico destino turístico del Mediterráneo, con sus playas artificiales y sus discotecas, que se dedica, como tantos, al turismo de masa. Al llegar aquí, ¡qué sorpresa! Alejándose tan solo un poco de los núcleos turísticos, el visitante descubre unas islas preservadas. Con su historia, de la más antigua a la más reciente, inscrita en unos parajes encantadores. Con su naturaleza hermosa y unas aguas cristalinas que invitan a disfrutar de la belleza de sus fondos marinos (cuyo valor ecológico fue reconocido por la UNESCO en 1999 como Patrimonio de la Humanidad por sus praderas de posidonia).


La relación entre la gente de Ibiza y el mar siempre ha sido omnipresente. Esta relación es el secreto del encanto de Ibiza, de ella sale este toque de magia que hace de nuestra isla un destino imprescindible... ¡e inolvidable!